Saltar al contenido
C

Tipos de cargas móviles

Tipos de cargas móviles
5 (100%) 1 vote

Las cargas móviles o cargas dinámicas son aquellas que con rapidez varían de un valor nulo hasta un valor definitivo durante el tiempo que dura el movimiento. Se clasifican en diferentes tipos dependiendo del tipo de movimiento.

¿Qué es?

Las cargas móviles son cargas que se aplican en una estructura y que generalmente viene acompañada de cambios rápidos tanto de intensidad como de posición. De modo que durante su acción, están generando un movimiento considerable (inercial).

Entre los ejemplos de cargas móviles o dinámicas se pueden encontrar: las ráfagas de viento, las olas, los terremotos fuertes, entre otros.

Las cargas móviles se distinguen de las cargas estáticas, ya que las primeras originan modificaciones tanto en la magnitud de las tensiones como en las deformaciones que ocurren, lo que puede afectar directamente la forma y limites de rotura en las estructuras.

En otras palabras, dado a la influencia de las cargas móviles en una estructura (un edificio por ejemplo) es necesario tomar consideraciones, tanto en el tipo de materiales como en el modelo de estructura para la elaboración del diseño.

Tipos de cargas móviles

Las cargas móviles pueden clasificarse según la forma de movimiento:

  • Móviles: Son aquellas cargas cuya dirección del movimiento es perpendicular a la dirección en la que se produce la carga. Tal es el caso como en el desplazamiento de un vehículo, la forma en la que un tren se desplaza sobre rieles, entre otros.
  • De impacto: Son aquellas en las que la dirección del movimiento coincide con las de la dirección en la que se origina la carga. Están caracterizadas por un tiempo de acción bastante corto, casi instantáneo.

Según la velocidad de aplicación se clasifican dos tipos:

  • Impacto (choque) de alta velocidad: Ocurre cuando el impacto de la aplicación de la carga se da en un tiempo extremadamente corto, como por ejemplo: el impacto de una bala ocasionada por un arma de fuego, sobre un objeto.
  • Impacto (choque) de baja velocidad: Ocurre cuando la carga es aplicada en un periodo considerable de tiempo. Al mismo tiempo, esta imprime una aceleración sobre el cuerpo impactado.

Dada la respuesta elástica del cuerpo golpeado, el efecto del choque de la carga en movimiento es similar o equivalente al de una carga estática más grande.

  • Carga súbita: La carga es aplicada de forma súbita pero no posee contacto antes del impacto.

Cabe destacar que los dos primeros tipos de choque no dependen solamente de la velocidad del impacto, sino que también influye la masa relativa de los cuerpos, entre otros factores.

Casi todas las estructuras tienen la propiedad de ser elásticas. Es por ello que estas tienen la capacidad de deformarse al momento en que las cargas ejercen su fuerza, para luego volver a su posición original cuando desaparece la acción, por lo que las estructuras tienden a oscilar.

Algunos ejemplos son: el choque de unos vehículos, un movimiento sísmico, el salto del público en unas gradas, el frenado de un tren sobre los rieles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *