Saltar al contenido
E

Tipos de electricidad

La electricidad se produce cuando las cargas eléctricas alcanzan un nivel óptimo en el que ejecutan fuerza y poder que se presenta como luz

De acuerdo al conjunto de elementos que intervengan en la carga eléctrica, puede abarcar desde pequeños espacios hasta kilómetros de cableados que ofrezcan iluminación a poblaciones.

Tipos de electricidad

Rayos: este tipo de electricidad es natural y se produce gracias a la electricidad estática. El rayo se visualiza con la presencia de puntos que emiten luz constantemente, denominado científicamente a este fenómeno natural como relámpago.

Los elementos que influyen en la producción de electricidad mediante los rayos, son:

  • Moléculas de aire.
  • Sonidos de impacto electromagnético, conocidos como truenos.
  • Corrientes eléctricas producidas por el choque de ondas entre el resto de los elementos naturales.

Además, la atmosfera que expande su aire frío también interviene, y es lo que produce el choque de temperaturas cuando se unen las ondas con las moléculas de aire caliente producido por la evaporación del agua terrestre, formando las nubes.

Electricidad estática:

Este tipo de electricidad es mecánica. Es la acumulación de cargas iguales en una entidad. Estos polos pueden ser tanto negativos como positivos, mientras exista un exceso de ellos los cuales producen el estado plasmático del mismo, es decir, la conducción de energía proveniente de la estática.

Su potencia se visualizará de acuerdo al nivel de la estática o al tamaño de la entidad que la acumula. Es por ello que los elementos que influyen en la producción de electricidad estática, son:

  • Chispas: es la descarga de la electricidad, es decir, la dispersión de la energía acumulada.
  • Conductor eléctrico: puede ser una entidad que esté cargada de la misma forma, con la misma polarización, u otro objeto que contenga cargas de energía opuesta. El choque de ambos conductores aumentará la electricidad. También son denominados: toma de tierra o toma corriente.
  • Inducción electromagnética: este tipo de electricidad es motriz. No produce energía en sí, al contrario, requiere de varios campos para lograr una reacción, es por ello que su electricidad es inducida. Integra cargas opuestas ya que esto le permite estabilizarlas y cargarse de poder. De acuerdo a la cantidad de cargas que integre será el nivel de electricidad que movilice.

Generalmente para manifestar la inducción electromagnética se necesita de los siguientes elementos:

  • Una toma eléctrica para que tenga la función de conductor.
  • Un elemento que obtenga las cargas, siendo así el inducido que genere el movimiento. Un ejemplo de esto es un imán (como conductor) y una moneda (elemento inducido).

Corriente eléctrica:

Es el nivel de carga que obtiene un elemento, así como el flujo que desborda internamente en carga). Según la intensidad de corriente que se encuentre se producirá el campo magnético que se mide en amperios.

Se le refiere a corriente ya que su traspaso por el material es de forma continua para lograr la estática entre los polos iguales o desiguales.

Es corriente porque fluye, es dinámico el movimiento de cargas internas. Al llegar a un estado plasmático (exceso de carga) se producirá calentamiento o chispas. Por ejemplo: una linterna casera.

Electricidad orgánica:

los seres vivos generan electricidad es por ello que esta área de la ciencia evalúa los orígenes de la energía orgánica (humanos, animales, seres vegetales, células).

Un ejemplo de esto son las cargas eléctricas que están presentes que permiten el movimiento de una persona, esto es inducido por la estática entre sus músculos y nervios.

Entre los elementos que influyen en la producción de energía viva, se encuentran las tensiones que son las reacciones naturales ante influencias externas como el contacto con otro cuerpo.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Tipos de electricidad. Disponible en: https://www.tipos.cc/electricidad/