Saltar al contenido
H

Tipos de huracanes

Tipos de huracanes
5 (100%) 1 vote

Los huracanes o ciclones tropicales son sistemas de tormentas con circulación cerrada alrededor de un centro de baja presión. Producen fuertes vientos y lluvia abundante. Se distinguen de otras tormentas ciclónicas porque las alimenta un mecanismo cálido, son sistemas tormentosos de núcleo cálido.

En los huracanes las nubes se mueven hacia el centro mientras que algunas nubes superiores se mueven hacia fuera, formando cirros altos y delgados que giran lejos del centro. Por lo general, los cirros son los primeros signos de que un huracán se acerca.

Los huracanes pueden clasificarse por sus nombres según la región del mundo donde se forman:

Los términos usados en los reportes meteorológicos para ciclones tropicales que tienen vientos en superficie iguales o superiores a 64 nudos o 32 m/s varían según la región:

Huracán

Son aquellos que se forman en región Atlántica y océano Pacífico Norte al este de la Línea internacional de cambio de fecha.

Tifón

Se forman en el pacífico Noroeste, al oeste de la línea de cambio de fecha.

Ciclón tropical severo

Se forman en el Pacífico Sudoeste, al oeste de los 160º E y el océano Índico Sudeste, al este de los 90º E.

Tormenta ciclónica severa

Son aquellos que se forman en el Océano Índico Norte.

Ciclón tropical

Se forman en el Océano Índico Sudeste y el Pacífico sur al este de los 160º E.

Ciclón

Se forman en el Océano Atlántico Sur.

Según su fuerza tenemos:

Depresión Tropical

Son sistemas organizados de nubes y tormentas eléctricas con una circulación definida y vientos sostenidos máximos de 37 a 62 kilómetros por hora (20 a 33 nudos).

Tormenta Tropical

Es un sistema organizado de fuertes tronadas con una circulación bien definida y vientos sostenidos máximos de 63 a 117 kilómetros por hora. Cuando alcanza este nivel, se le otorga un nombre a la tormenta.

Huracán

Son intensos sistemas climáticos tropicales con una circulación definida y vientos sostenidos máximos de 118 kilómetros por hora (64 nudos) o más. En el Pacífico occidental, se les conoce como tifones y en el océano Índico se les conoce como ciclones. Para esta etapa, la tormenta tropical ya cuenta con un ojo o núcleo.

Los huracanes se clasifican según su poder según la escala Saffir-Simpson, esta se encuentra estructurada en un rango de 1 a 5 con el fin de estimar los daños potenciales que puede provocar un huracán en tierra:

Categoría 1

Tiene vientos sostenidos de 74 a 95 millas por hora. La marea sube entre 4 y 5 pies sobre su nivel normal. No produce un daño significativo en edificios y construcciones, pero puede afectar arbustos, arboles, señales de tránsito débiles y casas rodantes.

Puede provocar inundaciones en caminos costeros.

Categoría 2

Cuenta con vientos sostenidos de 96 a 110 millas por hora. La marea sube entre 6 y 8 pies sobre su nivel normal. Puede dañar algunos techos, ventanas y puertas de edificios y construcciones, arbustos y árboles sufren daño y pueden caer.

Causa considerable daño a casas rodantes, muelles y señales de tránsito débiles. A unas dos o cuatro horas antes de la llegada del ojo del huracán las rutas costeras se han inundado y las de evacuación que están a baja altura.

Algunas embarcaciones pequeñas en lugares de anclaje desprotegido rompen los postes de amarre.

Categoría 3

Cuenta con vientos de 111-130 millas por hora. La marea sube entre 9 y 12 pies sobre sus niveles normales. Estructuras pequeñas son destruidas por inundaciones costeras. Las estructuras más grandes son destruidas por el oleaje y los escombros flotantes.

Los árboles y arbustos son afectados, algunos pierden el follaje y otros caen. Las casas rodantes son destruidas. Las rutas de evacuación que se encuentran a baja altura deben ser cerradas a 3 o 5 horas antes de la llegada del ojo del huracán por el elevado nivel de agua en ellas.

Las inundaciones cerca de la costa pueden destruir estructuras menores. Todos los terrenos que están a menos de cinco pies sobre el nivel del mar y ocho millas tierra adentro (incluso más) pueden verse inundados.

Será necesaria la evacuación de personas que habitan en casas en un bajo nivel sobre el mar e incluso, varias cuadras de la línea costera.

Categoría 4

Tiene vientos de entre 131 y 155 millas por hora. El mar se encuentra a 13 o 18 pies por encima de su nivel normal. Causa fallas generalizadas en las paredes y los techos de pequeñas residencias colapsan.

Los arbustos, árboles y señales de tránsito son derribados. Destruye totalmente casas rodantes y causa daño extenso en puertas y ventanas.

A causa de los altos niveles de agua, las rutas de evacuación que se encuentran a baja altura deben cerrarse con 3 a 5 horas de anticipación a la llegada del ojo del huracán.

Las plantas bajas de algunas estructuras ubicadas cerca de la orilla del mar sufren de considerable destrucción.

Los terrenos que están a menos de 10 pies sobre el nivel del mar pueden verse inundados, lo que obliga a la evacuación masiva de áreas residenciales que se encuentran a seis millas al interior.

Categoría 5

Son huracanes con vientos superiores a las 155 millas. La marea supera los 18 pies sobre su nivel normal. Muchas residencias y edificios industriales pierden sus techos y algunos edificios colapsan por completo.

Los arbustos, árboles y señales son derribados. Causa completa destrucción de casas rodantes, causa severos daños y destrucción de puertas y ventanas.

Las rutas de evacuación a baja altura son cortadas por elevados niveles de agua entre 3 y 5 horas antes de la llegada del centro del huracán.

Provoca severos daños a las plantas bajas de aquellas estructuras ubicadas a menos de 15 pies sobre el nivel del mar y a 500 yardas de la línea de la costa. Puede llegar a ser necesaria la evacuación de áreas residenciales ubicadas a baja altura y entre los 5 y 10 millas de distancia de la línea de costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *