Saltar al contenido
A

Tipos de imanes

Tipos de imanes

Un imán es un cuerpo que puede producir un campo magnético y que puede atraer objetos con hierro, cobalto, materiales ferromagnéticos y a otros imanes hacia sí mismo. Puede ser natural o artificial, pero siempre genera un campo magnético continuo.

¿Qué es?

Es un cuerpo con un magnetismo o campo magnético continuo que tiene la posibilidad de atraer a otros imanes y a materiales con hierro, cobalto o sustancias ferromagnéticas y sus aleaciones.

La palabra imán proviene del griego adamas o adamanto que significa “piedra que no se puede quemar”, esto demuestra que los griegos sabían que un imán no se puede calentar o quemar sin perder sus propiedades magnéticas.

Otra teoría afirma que los imanes fueron observados en la ciudad Magnesia en Asia Menor y que de allí proviene el término “Magnetismo”.

Los imanes naturales suelen mantener un campo magnético continuo, pero pueden perderlo ante temperaturas elevadas (que superen la Temperatura de Curie) y por golpes fuertes.

Tipos de imanes

Existen diferentes tipos de imanes, suelen ser artificiales, naturales, temporales o permanentes. A continuación, conocerás estos y otros tipos de imanes:

Tipos de imanes según su origen o naturaleza

Imanes naturales: son los imanes presentes en la naturaleza. Pueden generar un campo magnético permanente. El más conocido es la magnetita, un mineral que atraer el hierro. Otro imán natural es nuestro planeta.

Imanes artificiales: son producidos por el ser humano. Mediante diferentes técnicas, se pueden magnetizar ciertos materiales con el objetivo de emplearlos en las industrias y en equipos electrónicos.

Tipos de imanes según la duración de sus propiedades

Imanes temporales: son aquellos materiales que solo pueden mantener propiedades magnéticas por un periodo de tiempo corto. Pueden obtenerlas por el roce con otro imán o por medio de la electricidad.

Electroimanes: se trata de bobinas donde circula electricidad y generan un campo eléctrico que cuenta con propiedades magnéticas. Cuando la electricidad deja de circular, también se pierden las propiedades magnéticas.

Imanes permanentes: son aquellos cuyo magnetismo perdura con el tiempo. Sin embargo, pueden perder sus propiedades si se golpean, entran en contacto con otros imanes o se calientan.

Tipos de imanes según su composición

Imanes de cerámica o ferrita: tienen un poder de atracción fuerte, pero que varía con la temperatura. No pierden su imantación con facilidad y son muy frágiles.

Imanes de alnico: son elaborados con una mezcla de aluminio, níquel y cobalto. Resisten temperaturas elevadas, pero su poder de atracción es débil.

Imán de hierro-neodimio y boro: Es una mezcla de minerales que poseen una gran resistencia a la desimantación, tienen gran poder de atracción, pero no soporta las temperaturas elevadas.

Imán de samario y cobalto: es un imán muy poderoso y resistente a las temperaturas, pero no se utiliza mucho debido a su elevado costo de fabricación.

Usos

Los imanes tienen muchísimas aplicaciones en el mundo de hoy, no solo como decoración en imanes para neveras o llaveros, sino en altavoces, bandas magnéticas de tarjetas bancarias, motores, bocinas, interruptores, discos duros y más.

Partes de un imán

Eje magnético: es una línea que une ambos polos del imán.

Línea neutral: es una línea de superficie que separa las zonas polarizadas.

Polos: son los dos extremos del imán donde su poder de atracción es intenso. Se definen como polo norte y polo sur. Los polos iguales se repelen y los polos contrarios se atraen.

Características de un imán

Los imanes presentan una serie de características clave:

  • Generan un campo magnético orientado según sus polos.
  • Los polos opuestos se atraen, los polos iguales se repelen.
  • Las propiedades magnéticas de los imanes se mantienen intactas a menos que sean sometidos a fuerzas magnéticas opuestas, sean golpeados o se les someta a temperaturas por encima de su Punto de Curie.
  • Los imanes pueden transmitir sus propiedades por cortos periodos de tiempo materiales férricos.

¿Cómo funcionan los imanes?

Seguramente te preguntas porque los imanes presentan magnetismo, esto se debe a la organización de sus electrones, estos se encuentran alineados en una misma dirección, lo que facilita un flujo eléctrico uniforme. Es por esto que un campo magnético poderoso, un golpe o calor, pueden alterar esta delicada organización, eliminando las propiedades magnéticas del objeto.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Tipos de imanes. Disponible en: https://www.tipos.cc/imanes/