Saltar al contenido
A

Tipos de sismos

sismos

Un sismo es un movimiento violento, rápido y vibratorio de la superficie terrestre que son provocados por perturbaciones que afectan el interior de nuestro planeta. Un sismo puede ser un temblor, un movimiento de poca intensidad, o un terremoto, un movimiento de mayor intensidad con un poder casi destructivo.

¿Qué es?

Es el temblor o sacudida de la tierra debido a movimientos internos. En algunos países, se emplea el término sismo para referirse a los temblores que tienen una baja intensidad y no se les considera terremotos.

Suelen producirse por el choque de las placas tectónicas, esto provoca una liberación de energía y la reorganización de la corteza terrestre. Los movimientos continúan hasta que la corteza regresa al equilibrio.

Otros procesos que provocan sismos son los movimientos de las laderas, hundimiento de cavidades cársticas, procesos volcánicos y la deformación de las rocas presentes en una falla. También se pueden producir por cambios en la presión atmosférica, alteraciones del régimen fluvial y por intervención humana.

El lugar donde se origina el sismo se conoce como foco sísmico o hipocentro, desde allí y en dirección vertical hasta la superficie, encontraremos el epicentro. En este lugar las ondas sísmicas presentan su mayor poder.

Tipos de sismos

Existen diferentes sismos y pueden clasificarse según su origen, magnitud y movimiento:

Tipos de sismos según su fuente

Sismos naturales: son aquellos que se producen por causas completamente naturales y liberan grandes cantidades de energía.

Sismos artificiales: son provocados por el ser humano debido a explosiones, especialmente de armas para la guerra.

Tipos de sismos según su magnitud

Microsismos: no producen daños en la superficie de la tierra. No superan una magnitud de 3 en la escala de Richter.

Sismos menores: son aquellos que producen daños menores y que tienen una magnitud que va desde los 3 hasta 3,9 en la escala de Richter.

Sismo ligero: se registran daños, pero de poca importancia. Su valor va desde los 4 hasta los 4,9 en la escala de Richter.

Sismo moderado: tiene una magnitud de entre 5 y 5.9 en la escala de Richter y puede provocar daños en edificios precarios.

Sismo fuerte: se le considera terremoto, su magnitud va de 6 y 6.9 dentro de la escala de Richter y provoca daños graves.

Sismo mayor: su magnitud va desde los 7 a 7,9 puede producir daños irreparables en los edificios e infraestructuras.

Gran sismo: es el más poderoso, produce daños graves a los edificios y a la corteza terrestre, puede provocar maremotos y réplicas fuertes. Su magnitud es superior a 8 en la escala de Richter.

Magnitud épica: es considerado por los científicos como un terremoto que puede destruir el 80% del planeta al desbordar los mares, alterar el curso de los ríos y modificar la geografía del planeta. Es una teoría que preocupa severamente a los sismólogos.

Tipos de sismos según su origen

Sismo preliminar: son los sismos que preceden a un terremoto, inician la liberación de energía.

Sismo perimétrico: es el sismo provocado en las placas tectónicas.

Sismos tectónicos: son provocados por el choque de las placas tectónicas.

Sismos volcánicos: son producidos por el desprendimiento del magma, el cual fractura las rocas. No es muy poderoso, pero puede provocar daños severos.

Maremotos: son aquellos movimientos sísmicos que se dan en lo profundo del océano, si liberan mucha energía, pueden desplazar grandes cantidades de agua, provocando inundaciones y daños en las costas.

Tipos de sismos según el movimiento de la tierra

Sismo oscilatorio: es provocado por las ondas que se propagan en diferentes direcciones. Produce una sensación de mareo similar al estar en el mar.

Sismo trepidatorios: se producen en las zonas cercanas a las placas tectónicas y el epicentro, el movimiento es vertical y los objetos y edificios dan la impresión de saltar.

Los sismos contienen los dos tipos de movimiento, trepidatorio y ondulatorio.

¿Qué podemos hacer para reducir los efectos de los sismos?

El trabajo de los sismólogos ha permitido desarrollar sistemas que advierten la llegada de un sismo unos segundos antes que ocurra, ofreciendo a la población el tiempo suficiente para buscar resguardo, sin embargo, es imposible predecir la ocurrencia de un sismo con mucha antelación.

Los animales pueden percibir sismos pequeños y un cambio en su comportamiento puede ser una alerta de un sismo por ocurrir.

Es necesaria la construcción de viviendas resistentes a los sismos en zonas propensas a ellos. También se debe contar con un plan de prevención y resguardo ante la ocurrencia de un sismo.

Antes de un sismo debes conocer las salidas de tu hogar o edificio, si la familia está separada, todos deben conocer un punto de encuentro y mantenerlo memorizado. Es necesario contar también con una mochila o kit para sismos que contenga agua, botiquín de primeros auxilios, copia y original de documentos importantes, comida no perecedera, carpa y ropa.

Debes conocer donde está la llave principal del gas, del agua y el interruptor general de la electricidad, pues debes cortar todos los servicios luego de un sismo para evitar accidentes. Los objetos pesados deben estar bien asegurados a las paredes para que no caigan durante un sismo fuerte.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Tipos de sismos. Disponible en: https://www.tipos.cc/sismos/