Saltar al contenido
S

Tipos de smog

Tipos de smog
5 (100%) 1 vote

El término smog habla sobre la combinación del humo contaminante generado por fenómenos naturales o productos de la industrialización, con la neblina o partículas en suspensión. Es considerado una representación sensible (percibida a través de los sentidos) de la contaminación atmosférica.

¿Qué es?

El smog es la fusión de agentes contaminantes presentes en el aire del medio ambiente con la neblina, lo que forma una capa densa de color oscuro sostenida en el aire y por lo general estancada en la cercanía de los suelos.

El término smog en inglés, es el fonema generado de la unión de las palabras smoke y fog, que significan humo y niebla. En el castellano la real academia española acepta el término esmog, añadiendo la e, pero también son aceptadas sus traducciones como humo contaminante o neblumo.

El fenómeno climático que genera el smog se denomina anticiclón y no es más que el estancamiento del aire en la superficie terrestre debido al aumento de las presiones atmosféricas, combinado a factores contaminantes como los que se desprenden de las industrias o los automóviles.

El smog puede estar presente en diversos tipos de climas, desde los climas áridos hasta climas muy fríos. De hecho, está mediado únicamente por el grado de actividad industrial y ecológica de una ciudad. Sin embargo, hay estaciones del año que predisponen más a los daños más tóxicos generados por el smog como son el verano.

Durante climas cálidos, secos y soleados, la capa de calor se vuelve más densa que la capa superior a ella que es de clima fresco arrastrado por el viento. Al ser más densa, se impermeabiliza impidiendo que este penetre a través suyo, es decir, no hay una circulación vertical y el aire se estanca, lo que también se conoce como inversión térmica.

Tipos de smog

Básicamente hay dos tipos de smog, el industrial y el fotoquímico.

Smog industrial: El smog industrial es la contaminación atmosférica generada por los productos de las maquinarias de diversas industrias. Hasta hace pocos años las industrias de países desarrollados quemaban grandes cantidades de carbón, petróleo y otros materiales que desprendían azufre hacia el ambiente.

Estos productos reaccionaban formando acido sulfúrico, dióxido de azufre y hollín, lo que formaba una capa de humo denso de color pardo, altamente toxico sobre la troposfera y en ocasiones acompañada de lluvia ácida.

Este smog es nocivo para la salud, generando diversas afecciones en el sistema respiratorio que pueden acabar en la muerte de pacientes asmáticos o con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), además de ser el culpable de causar cáncer de pulmón.

Uno de los peores episodios de smog industrial fue el originado por el anticiclón del año 1952 en Londres-Inglaterra, que tuvo un saldo muy alto de muertes ocasionadas tanto por enfermedades respiratorias como de accidentes de tránsito y otros tipos causados por la poca visibilidad a razón del neblumo.

Smog fotoquímico: El smog fotoquímico es inducido por diversos productos contaminantes generados por la sociedad. Es decir, a través del humo de automóviles, el humo de tabaco, la deforestación, entre otros. Estos son alterados o reaccionan con la luz solar, creando sustancias dañinas para el medio ambiente y los seres vivos.

El proceso inicia cuando hidrocarburos volátiles se mezclan con el oxigeno atmosférico y son alcanzados por los rayos del sol, lo que produce ozono, una molécula tóxica fuertemente reactiva que ocasiona la producción de otras sustancias como nitratos de peroxiacilo, radicales de hidroxilo o formaldehido.

Estas nuevas sustancias son capaces de causar daños en el sistema ocular de los seres vivos, irritando los ojos, problemas respiratorios como ataques de asma, rinitis, neumonía. También, puede causar daños en las plantas y a su vez causa un ambiente toxico sostenido.

En el año 1943 hubo un fuerte neblumo en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, que se percibió una especie de capa densa de color rojizo y de olor penetrante cargada de productos tóxicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *